Orgánica

La vida se parece mucho a un árbol. Aunque una parte de ella parece transcurrir en línea recta, sus ramas y raíces crecen en todas direcciones, como si se contradijeran.

Al desenvolverse nos enseña que es mucho más que los planes que hacemos con ella, nuestras creencias, limitaciones e ideas. 

Es receptiva, sabia y adaptable; tiene su propia inteligencia y solo puede experimentarse de adentro hacia fuera.

Como las ramas de un árbol, la vida es orgánica y crece en la mejor dirección para el alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s