Si buscas a la vida

Si la vida consistiera solamente en el transcurso del tiempo, no habría diferencia entre los rostros que lo han visto pasar llorando o riendo.

Más que en su paso, la vida se encuentra en cada uno de los pasos que tú has dado sobre la tierra, a veces tambaleantes, otras veces certeros.

Está en el coraje que te ha acercado hasta tus miedos, sin importar si has decidido viajar hacia ellos a la velocidad de un cohete o despacio en una balsa. 

Es la vida lo que se expresa en la corteza de los árboles, en los pliegues de la piel y la sabiduría de las almas. Es ella la que se asoma por los ojos, a veces como lágrima pero siempre como brillo.

Está en las veces que has amado y algo dentro de ti floreció o se rompió tratando de crecer. Es la que palpita fuerte cuando el corazón se expande para abrazar sus temores.

Es, al mismo tiempo, lo que nace y lo que muere. Es lo que emana de las fuentes. 

La vida es la fortuna elevada a la potencia de un constante milagro.

Si la estás buscando, presta atención, está en las infinitas posibilidades que en este momento vibran dentro de ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s